domingo, 1 de marzo de 2009

- 96 - ¿CUÁLES SON MIS POTENCIALIDADES?

Hemos mencionado varias veces el hecho de lo importante y necesario que es desarrollar nuestras potencialidades.
¿Sabemos en realidad cuáles son esas potencialidades que debemos desarrollar, cultivar y perfeccionar? Son las potencias positivas las que tenemos latentes dentro de nosotros y siempre a nuestra disposición para que las desarrollemos.
Son potencias virtuosas que permiten mantenernos en el cambio del bienvivir, tanto interiormente como en nuestra vida de relación.
amor sabiduría autodominio
inteligencia conocimiento memoria
entendimiento voluntad comprensión
perdón juicio talento
confianza fe esperanza
caridad magnanimidad conciencia
paciencia intuición perseverancia
aptitud lealtad tolerancia
bondad amabilidad indulgencia
humildad armonía paz
templanza fortaleza prudencia
justicia valor creatividad
misticismo trascendencia ascetismo
totalidad piedad fraternidad
amistad cordialidad alegría
reconciliación y comprensión del mal, del dolor y de la muerte.
Y muchas otras que se nos escapan.
¿Cuáles de estas potencialidades forman parte real y activa de nuestra vida? ¿Nos ayudan entonces a un buen vivir?
¿Estamos realmente convencidos de que desarrollar, cultivar y perfeccionar esas potencialidades, nos permitirán vivir una verdadera vida?
Recorramos este camino con positivismo, con optimismo, con entusiasmo y descubriremos muchos otros talentos escondidos que es nuestro deber poner a trabajar para que rindan los frutos esperados por Dios.